ROMA Y ASÍS

5 DÍAS

Peregrinación a Roma
Vaticano (Italia)

Itinerario de peregrinación a Roma y Asís, 5 días.

Día 1. CIUDAD DE ORIGEN / ROMA

Presentación en el aeropuerto 2h antes de la salida del vuelo con destino a Roma.
Asistencia de nuestro personal para coordinar los trámites de facturación y embarque del vuelo.
Salida del vuelo a las 09:45 horas y llegada a Roma a las 11:30 horas.
Almuerzo.
Traslado al Hotel 4*. Cena y alojamiento.

Día 2. ROMA

Desayuno en el hotel.
Por la mañana visita (con guía local) las principales Basílicas de Roma (Basílica de Santa María Mayor y Basílica de San Juan de Letrán con la Escalera Santa). Eucaristía.
Almuerzo.
Por la tarde iremos a la Basílica de San Pablo Extramuros para visita (con guía local), visitaremos también, las Catacumbas, lugar de sepultura de los primeros cristianos.
Regreso al hotel. Cena y alojamiento.

Día 3. ROMA

Desayuno en el hotel.
Traslado al Vaticano para celebrar la Santa Misa a la Capilla Clementina u otra (según disponibilidad).
Posteriormente participaremos en la Audiencia Papal (si el Papa está en Roma).
Almuerzo.
Por la tarde visita (con guía local) de la Basílica de San Pedro, la Cripta donde están las tumbas papales y los Museos Vaticanos (incluyendo la Capilla Sixtina).
Traslado al hotel. Cena y alojamiento.

Día 4. ROMA / Asís / ROMA

Desayuno en el hotel. Traslado a Asís.
Medio día de visita (con guía local) de este maravilloso pueblo medieval incluyendo la Basílica de Santa María de los Ángeles (donde se encuentra la Porciuncula) y las Basílicas de San Francisco y Santa Clara, donde están conservadas las tumbas de los dos santos. Almuerzo incluido.
Regreso al hotel de Roma. Cena y alojamiento.

Día 5. ROMA – CIUDAD DE ORIGEN

Desayuno en el hotel.
Misa en la Basílica de San Pedro. City tour panorámico (con guía local) incluyendo: Plaza Navona, Pantheon y La Fontana de Trevi.
Almuerzo.
A la hora convenida traslado al aeropuerto, salida en clase turista con destino a tu ciudad de origen.

«La Peregrinación nos ofrece la posibilidad de reencontramos con nuestra propia historia cristiana,

nuestra realidad transitoria en este mundo; Se trata ante todo, de inflamarnos en el propósito de extender el reino de Dios,

Una nueva evangelización, nueva en su impulso, nueva en sus métodos, nueva en su ardor».

(Su Santidad Papa Juan Pablo II)
Abrir chat