Guía para la peregrinación a Polonia, el país del Papa Juan Pablo II

peregrinación a Polonia
Castillo de Wawel (Cracovia)

Antes de organizar una peregrinación a Polonia es interesante saber algunas cosas del país en cuestión.

Polonia es un país moderno y próspero, integrado en la Unión Europea y que ha superado a la mayoría de los países del continente en términos de crecimiento económico. El desempleo es muy bajo, especialmente en las grandes ciudades. Cerca de 4 millones de polacos han emigrado a otros países, la mayoría a la vecina Alemania. En cambio, Polonia acoge a menos de 700.000 inmigrantes, la mayoría de ellos procedentes de Ucrania.

El país se ha desarrollado y crecido mucho en las últimas décadas, pero nunca ha perdido la esencia de su entorno rural. Aquí te cuento algunas curiosidades sobre Polonia que te ayudarán a conocerla mejor.

Importancia en Europa

Polonia es una de las zonas de mayor importancia histórica de Europa. Su composición ha cambiado a lo largo de los siglos. Hoy en día, cubre unos 300.000 kilómetros cuadrados y es uno de los diez países más grandes de Europa.

Su situación estratégica entre Rusia y Alemania, lindando con las antiguas repúblicas soviéticas de Lituania, Bielorrusia, Ucrania, Eslovaquia y la República Checa, la ha convertido en una parte importante de la historia del continente, especialmente en el siglo XX. La Segunda Guerra Mundial -en la que el país perdió el 20% de su población- y el comunismo -fue el primer país en salir en 1989- han dejado aquí profundas cicatrices.

peregrinación a Polonia
Polonia

Entorno rural arraigado en las ciudades y los tiempos del siglo XXI.

En contraste con el bullicio cultural y la actividad industrial de ciudades como Breslavia, Cracovia y la capital, Varsovia, el resto del país sigue oliendo a heno recién segado. Las montañas de Tartus, los 9.000 lagos, el Parque Nacional de Bialowza y el Parque Nacional de Slowinski confieren al país un aspecto idílico y de cuento de hadas, con bisontes que vagan libremente.

La vida también es muy diferente en cada lugar. La forma de pensar, la forma de vivir, la forma de comunicarse. Quizás Polonia sea uno de los lugares de Europa donde este contraste entre el campo y la ciudad es más pronunciado. De una población de 38 millones de personas, el 40% vive en el campo. Su importancia en la sociedad, la cultura y la economía es enorme. El país alberga 2 millones de explotaciones agrícolas, grandes y pequeñas, que llenan las mesas de Europa con cerezas, tomates y pimientos.

El reparto del pastel polaco

Cuando Hitler y Stalin firmaron el «pacto de no agresión» Ribbentrop-Molotov en 1939, Polonia no sabía qué esperar. Durante varios años no se atacaron entre sí, pero pronto atacaron a los polacos: los alemanes el 1 de septiembre y los soviéticos 17 días después.

Durante siglos Polonia fue como un pastel dividido entre sus vecinos: en el siglo XIX austriacos, rusos, prusianos, en el siglo XX alemanes y rusos de nuevo. Como resultado de estas divisiones, Polonia perdió el 40% de su territorio en favor de Ucrania y Bielorrusia. La segunda ciudad más poblada de Polonia siguió siendo Lviv, en Ucrania.

Centro logístico europeo

En las afueras de Breslavia se encuentra uno de los mayores centros comerciales de Europa. Aquí también hay un gran almacén logístico de Amazon, donde los polacos no pueden comprar nada directamente, sino que tienen que hacerlo en amazon.dl, la versión alemana del sitio web del gigante estadounidense.

En total, la empresa de Jeff Bezos tiene cuatro sedes. Uno de los factores decisivos reside en su ubicación estratégica, que es casi una ruta obligada entre el sur y el norte de Europa. El 30% de los camiones de Europa pasan por aquí. Además, por si no lo sabes, Polonia está en el Mar Báltico. A orillas de este mar se encuentra una de sus ciudades más famosas, Gdansk -Premio Princesa de Asturias Concordia 2019-.

Sopa en todas partes

En Polonia hay una sopa dentro de la sopa. Este plato es uno de los grandes símbolos de su cocina, y no hay carta de restaurante sin su variedad. No se puede viajar a Polonia sin comer unos cuantos tazones de zurek.

Otra sopa, o más bien crema, que me gusta tomar cuando voy es la zupa grzybowa (crema de champiñones) servida dentro del pan.

peregrinación a Polonia
zupa grzybowa

La hija más fiel de Roma

En Polonia, donde el general comunista Jaruzelski estaba en el poder, uno de sus compatriotas, Karol Jozef Wojtyła, se convirtió en uno de los Papas más queridos del mundo y recorrió el mundo anunciando la Buena Noticia como Juan Pablo II.

Polonia es uno de los países más religiosos de Europa. Aunque existen diversas comunidades religiosas en Polonia, la mayoría de los polacos se adhieren al cristianismo . Dentro de esto, el grupo más grande es la Iglesia católica: el 92,9% de la población se identificó con esa denominación en 2015 (censo realizado por la Oficina Central de Estadística (GUS); según el Instituto de Estadísticas de la Iglesia Católica, el 36,7% de los creyentes católicos polacos asistieron a los servicios religiosos de los domingos en 2015. Polonia es uno de los países más católicos del mundo, Neal Pease describe a Polonia como «la hija más fiel a Roma».​

El catolicismo sigue siendo importante en la vida de muchos polacos, y la Iglesia católica en Polonia goza de prestigio social e influencia política, a pesar de la represión experimentada bajo el dominio comunista. Sus miembros lo consideran un depósito del patrimonio y la cultura polaca. Polonia afirma tener la mayor proporción de ciudadanos católicos de cualquier país de Europa, excepto Malta y San Marino (más alto que en Italia, España e Irlanda, todos los países en los que la Iglesia católica ha sido la única religión establecida).​

El resto de la población se compone principalmente de ortodoxos orientales (Iglesia ortodoxa polaca) (507 196 creyentes polacos y bielorrusos), varias iglesias protestantes (la mayor de las cuales es la Iglesia Evangélica de la Confesión de Augsburgo en Polonia, con 61 217 miembros)

El miedo al comunismo y los años de oscurantismo no impidieron al pueblo polaco continuar con la religión. En zonas como Praga, se pueden encontrar antiguas capillas al aire libre donde la gente se reunía para rezar.

Cuando visites cualquier iglesia, ya sea un lunes, un martes o un domingo, te impresionará la cantidad de feligreses que encontrarás en su interior. Aquí no sólo son creyentes, sino practicantes. La devoción del pueblo polaco fue una de las cosas que más me impactó la primera vez que estuve. Por algo la patrona de todos los polacos es Nuestra Señora de Czestochowa.

A continuación te dejo una galería de fotos realizas de una peregrinación a Polonia (Siguiendo los pasos de Juan Pablo II):

El paraíso de la naturaleza y los animales

Polonia es un país donde el medio rural es muy importante. Es un paraíso natural con lagos, bosques y montañas, habitado por bisontes, cigüeñas (el 25% de las cigüeñas de Europa viven aquí) y lobos.

22 parques nacionales, 90 parques naturales y más de 1.000 zonas protegidas. Bialowiecza es uno de los ecosistemas forestales mejor conservados de Europa y uno de los bosques más antiguos del continente. Su mantenimiento ha sido objeto de controversia en los últimos años. Polonia es un país de paradojas: un gran productor de carbón y un desierto, una industria contaminante y una biodiversidad única.

Información práctica sobre Polonia

Vamos a intentar responder a las preguntas que surgen en las reuniones de peregrinos previas al viaje.

¿Cuál es la moneda de Polonia?

Pues no, no es el euro. El país está encantado de entrar en la Unión Europea, pero hasta ahora no ha habido ningún debate en el Parlamento sobre la adhesión a la moneda única.

Polonia ingresó en la UE el 1 de enero de 2004, pero tiene su propia moneda, el zloty (PLN). 1 euro = 4 PLN.

No cambies dinero en el aeropuerto, es mejor hacerlo en la oficina de KANTOR. No hay que manejar mucho dinero en efectivo y la mayoría de los comercios aceptan pagos con tarjeta. Mi consejo es que utilices una tarjeta que te permita pagar y retirar dinero en efectivo sin incurrir en gastos.

¿Qué documentos necesito para viajar a Polonia?

Si vienes de España, necesitarás un documento de identidad válido. En cuanto a la asistencia sanitaria, tendrás que llevar la Tarjeta Sanitaria Europea. Si nunca lo has usado antes: Tendrás que solicitarlo en tu oficina local de la Seguridad Social. Hazlo con unas semanas de antelación, ya que suele tardar en procesarse. Se te enviará a casa. Si te quedan pocos días para el viaje, recibirás un recibo temporal.

Además de llevar la tarjeta sanitaria, recomiendo adquirir un seguro de viaje. Esto cubre las cancelaciones, la pérdida de equipaje y la atención médica inmediata. En muchos casos, tendrás que pagar copagos por gastos médicos que están incluidos en España pero no en el país europeo en el que estás de vacaciones.

Cuándo debes viajar a Polonia

En este país hace muchísimo frío; hay dos grandes épocas del año, mayo y junio y septiembre y octubre, en las que el tiempo es más soportable.

El verano tampoco es una mala época, pero algunos destinos interesantes como los lagos de Mazur y las playas del mar Báltico corren el riesgo de ser invadidos por los polacos que los utilizan como destino vacacional.

De todas formas, te recomiendo el verano si viajas en un grupo organizado a Polonia ya que es temporada baja y el calor es muy llevadero.

Cómo viajar a Polonia

La mejor opción desde España es llegar en avión. Puede llegar a Katowice (a medio camino entre Breslavia y Cracovia) desde Girona, Santander, Barcelona o las Islas Canarias. Otra opción es viajar a Poznan desde Palma de Mallorca, Alicante o Girona. Los dos últimos también tienen salidas a Cracovia, Sevilla y las Islas Canarias. Se puede llegar a la capital desde muchos puntos de España, como Madrid y Barcelona.

Es muy habitual, con los grupos, volar con la compañía LOT (aerolínea principal polaca) directamente a Varsovia y dos o tres días después bajar en autobús a Cracovia. También hay la opción de peregrinar solo a Cracovia, en ese caso volaríamos desde nuestra ciudad hasta Katowice y desde allí nos trasladaríamos en bus hasta Cracovia, una hora y media de camino.

El sistema de transporte que mejor funciona en el país es el ferrocarril. Pero tener en cuenta que puede ser un poco abrumador si viaja a Polonia durante un fin de semana largo, en Semana Santa o en verano. A esas horas, los asientos se venden sin billete y los vagones están abarrotados.

Una buena alternativa a estos trenes abarrotados es alquilar un coche para hacer su ruta. Las carreteras están bien mantenidas y los precios de la gasolina son razonables.

Aunque, para mi, la forma más cómoda y completa es ir en un grupo organizado, ya que dispones de un bus privado para todos los trayectos y de un guía oficial y experto para todo el itinerario.

Otras cosas que debe saber si quieres viajar a Polonia

¿Polonia es cara o barata? Para mí es más barato que España, yo diría que un 30%. Se nota en los bares y restaurantes. También en las tiendas. Las entradas a los monumentos y museos suelen costar entre 2 y 5 euros. Aparte de las grandes excursiones, sigue siendo más barato que en otros países.

¿Es Polonia segura? Yo diría que sí. Hay que vigilar la cartera en las zonas turísticas, como en todas partes, pero siempre me he sentido absolutamente seguro en todos mis peregrinaciones a Polonia.

¿Qué idioma se habla en Polonia? Polaco. Y no es un idioma fácil. En muchos lugares, puedes arreglártelas sin problemas si sabes inglés. La mayoría de los turistas aquí son sajones. Pero hay muchos tours en inglés, incluyendo los más importantes como Wieliczka y Auschwitz.

Dormir en Polonia

A diferencia de los restaurantes, los hoteles están muy solicitados y pueden ser un poco más caros en determinadas épocas del año.

Las ciudades polacas tienen buenos sistemas de transporte y un Uber es muy barato en ciudades como Cracovia y Varsovia. Por esta razón, si quieres ahorrar algo de dinero, no descartes la idea de alojarte en un hotel que no esté situado en el centro.

Un último consejo: asegúrate de reservar tu estancia con desayuno. Los buffets suelen ser muy extensos y realmente buenos, con una amplia sección de salados.

Peregrinación a Polonia de 8 días (Siguiendo las huellas de Juan Pablo II):

  • Día 1. CIUDAD DE ORIGEN / VARSOVIA
  • Día 2. VARSOVIA
  • Día 3. VARSOVIA / CZESTOCHOWA
  • Día 4. CZESTOCHOWA / CRACOVIA: La Diócesis de Mons. Karol Wojtyla (San Juan Pablo II)
  • Día 5. CRACOVIA / Auschwitz / Lagiewniki / CRACOVIA
  • Día 6. CRACOVIA / Dunajec / Zakopane / CRACOVIA
  • Día 7. CRACOVIA / Kalwaria Zebrzydowska / Wadowice / Wieliczka / CRACOVIA
  • Día 8. REGRESO A CIUDAD DE ORIGEN DESDE VARSOVIA

Para mi este es el itinerario perfecto para una buena peregrinación a Polonia siguiendo las huellas de Juan Pablo II, siempre con los mejores servicios y el mejor guía posible. Contratar un buen guía es el 60% del éxito de la peregrinación.

Te dejo AQUÍ el enlace al itinerario completo de la peregrinación a Polonia.

Aquí termina esta guía para la peregrinación a Polonia, espero te haya ayudado en algo. Si tienes cualquier duda puedes escribirme un email a [email protected] sin compromiso, te contestaré lo antes posible. En breve publicaré una breve guía para la Peregrinación a la Divina Misericordia.

Déjame un comentario al final de esta guía para viajar a Tierra Santa, dime que te ha parecido. !Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat